¿Por qué mi Fitbit no carga?

Cuando está siempre en movimiento, lo último de lo que quiere preocuparse es de su fitbit no cobrar. Se supone que la batería de Fitbit dura al usuario de 10 a 14 días, pero si su batería no se carga o no se carga en absoluto, hay algunas cosas que debe considerar antes de apresurarse y comprar un cable nuevo.

Es posible que su Fitbit no se esté cargando por una variedad de razones. Podría ser porque el bloque de carga no funciona. También podría ser un problema con la forma en que el dispositivo se conecta al cargador. En algunas situaciones, podría ser una batería defectuosa.

Siga leyendo para obtener más información sobre cómo solucionar problemas de su Fitbit. ¡Puede encontrar que la solución es más fácil de lo que piensa!

¿Por qué mi Fitbit no carga?

Muchos posibles problemas podrían estar impidiendo que tu Fitbit se cargue. Sin embargo, la mayoría de estos problemas se pueden resolver solucionando los problemas del dispositivo por su cuenta.

Antes de entrar en detalles, intente reiniciar el dispositivo. Puedes hacer esto por:

  • Conectando el cable de carga conectado al Fitbit a tu computadora
  • Presionando el botón en el cable de carga tres veces, dando a cada pulsación unos tres segundos de tiempo en el medio
  • Esperar hasta que aparezca el logotipo de Fitbit en la pantalla y el dispositivo vibre
  • Si aún tiene problemas para obtener o mantener una carga, las siguientes medidas podrían solucionar su problema:

    Seque el dispositivo

    Si bien Fitbit es resistente al agua, si el puerto de carga está húmedo, es posible que no se cargue. Primero, seque el dispositivo. Tome un Q-tip e intente limpiar el puerto de carga.

    Si esto no funciona, intente rociar un poco aire comprimido en el puerto. Esto podría eliminar la humedad o los bloqueos en las clavijas que impiden que se cargue el dispositivo.

    Pruebe un bloque de carga alternativo

    Es posible que el bloque de carga no se conecte al tomacorriente de la pared. Aunque la mayoría de los bloques de carga USB son universales, asegúrese de estar usando el que viene con el dispositivo.

    Si ya lo ha hecho, intente usar otro. A veces, si las puntas del bloque se mojan o se doblan, esto puede evitar que el flujo de electricidad llegue a la batería.

    Además, si está utilizando un bloque de carga que no está certificado por UL (lo que significa que no fue reconocido por los estándares nacionales de seguridad y sostenibilidad), también podría tener problemas para encender su dispositivo.

    Conecte el extremo USB a otra fuente

    Al intentar cargar su Fitbit, es posible que reciba un mensaje de error que dice: «Fuente de alimentación insuficiente». En este caso, retire el bloque de carga y conecte el USB a su computadora o a un paquete de batería portátil.

    Es posible que el tomacorriente que está tratando de usar no tenga la electricidad adecuada que vaya a la fuente.

    Asegúrese de quitar el sello de plástico del Fitbit

    Cuando “desembalas” tu Fitbit, es posible que estés ansioso por ponértelo y ponerte en marcha. Esto podría funcionar inicialmente ya que la mayoría de los Fitbits vienen cargados al menos parcialmente al momento de la compra.

    Sin embargo, aunque es posible que no haya notado esto al principio, cada Fitbit viene con una película de plástico delgada en la parte posterior. La película actúa como aislante, lo que significa que si intenta enchufar el dispositivo, el plástico evitará el flujo de electricidad.

    Después de quitar el sello, conecta el Fitbit a la pared y mira si obtienes el resultado deseado.

    Examine los pines dentro de la ranura de carga

    Los pines dentro de la ranura de carga de Fitbit son muy frágiles. Si desconecta rápidamente el dispositivo o atasca el cable del conector en su interior, corre el riesgo de doblar o romper las clavijas.

    Si esto sucede, intente enchufar el dispositivo en ángulo. A ver si esto funciona. De lo contrario, puede llevar el Fitbit a un taller de reparación de terceros que podría solucionar el problema.

    La mayoría de los Fitbits también vienen con una garantía limitada de un año. Es posible que pueda devolver el producto al fabricante, donde lo repararán sin cargo.

    Otros consejos para la resolución de problemas de Fitbit que no se carga

    Lo anterior no es una lista exhaustiva de los posibles remedios que podrían reparar su dispositivo. Si tu Fitbit sigue sin cargarse, hazte las siguientes preguntas:

    • ¿Cuándo fue la última vez que usaste tu Fitbit? Si no ha usado su Fitbit en varios meses, necesitará alrededor de media hora en el cargador para obtener suficiente energía para encenderse.
    • ¿Se agotó la batería la última vez que la usó? Si es así, nuevamente, deberá permitir que el dispositivo se cargue durante 30 minutos antes de encenderlo.
    • ¿Está utilizando el cable de carga que vino con el dispositivo? No todos los cables de carga son universales. Si está intentando usar un cargador para otra versión de su Fitbit o uno para otro dispositivo inteligente, es posible que no sea compatible.

    También puede comunicarse con Fitbit’s línea directa de atención al cliente si todavía tiene problemas para cargar su dispositivo. Puede comunicarse con su chat en vivo las 24 horas en línea, o puede llamar a su servicio de atención al cliente, que está disponible de lunes a viernes de 4 am a 9 pm PST.

    ¿Fitbit no sigue tus pasos? ¡Consulte este artículo para obtener sugerencias para la solución de problemas!

    Deja un comentario